martes, 17 de mayo de 2016

Los hombres Tachul y los Aonikenk


     En controversia con la ciencia, se cree que en el inicio de los tiempos, los primeros pobladores de la tierra fueron los Tachul, una raza de enanos.
     Estos ya trabajaban en canteras y fabricaban bolas de piedra de diversos tamaños.
     Cuenta la leyenda que un día la tierra comenzó a moverse, el suelo se agrietó, enormes truenos retumbaron en el espacio y de las profundidades surgieron nuevas montañas. La raza de los Tachul se extinguió totalmente y quedó sepultada.
     Aquí hay una gran laguna y la leyenda atribuye a los Dioses la creación de una nueva raza mas grande y fuerte, una nueva estirpe de seres, los Aonikenk, hombres tan fuertes y aguerridos que pudieran sobrevivir en aquellas estepas desoladas.
     Objetivamente, pudieron ser descendientes de los supervivientes o el inicio de una nueva evolución. El mito continúa entonces desde el conocimiento del primer hombre inteligente o "actual", confundido, quizás, con el primer hombre sobre la Tierra y éste se llamó KeIchan.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no utilices palabras mal sonantes a menos que tu inteligencia no te lo permita.